Blogia
Arboles muertos y mucha tinta

Especial Salgari

El desquite de Yañez (La rivincita di Yañez, 1913)

El desquite de Yañez (La rivincita di Yañez, 1913)

Autor: Emilio Salgari

Colección: Los piratas de Malasia n° 11

Edita: Gahe, 1975

 

Habíamos dejado en el tomo anterior a Yañez y su grupo de seguidores escondido en las cloacas de su antigua capital, incendiada por las fuerzas de su enemigo, el Rajah Sindhia, esperando que llegara Sandokan con refuerzos para salvarlo. Cosa que ocurre al principio, con los Tigres de la Malasia haciendo un “blitzkrieg” con una arremetida de elefantes y armados con ametralladoras que masacra a las fuerzas rivales. Y, por si no fuera suficiente, diseminan el cólera en el campamento enemigo. Así , sin que haya algún tipo de escrúpulo de su parte.

En fin, la cuestión que igual escapan con Yañez y su gente a una colina donde se atrincheran mientras mandan a un mensajero a hablar con los montañeses que protegen a la princesa Surama (esposa de Yañez y legítima reina de esas tierras de Assam). Y por supuesto, le toca la tarea a Kammamuri – lo que lo convierte en el verdadero protagonista de la última trilogía de los Tigres de la Malasia, la verdad sea dicha - . Kammamuri se mete en medio de la jungla de Bengala, enfrentando terribles peligros y logra al final llegar con los montañeses, que aparecen a tiempo para derrotar a Sindhia y sus hombres. El rajah vencido prefiere pegarse un tiro antes de enfrentarse a la derrota. Todo queda bien. Fin.

Si, un poco previsible lo sé. Se nota claramente que Salgari estaba agotado de explotar a sus piratas y trabajaba por la magra pitanza que no le alcanzaba (no por nada poco después de terminar este libro y antes de verlo publicado, se suicidó haciéndose un harakiri y dejando una carta a sus editores donde básicamente los tildaba de chupasangre). Y sin embargo, no puedo dejar de sentir que es un final digno para la serie, un “vivieron felices para siempre” más que aceptable. Cierro el libro con orgullo: me pasé décadas para saber cómo terminaba la historia de Sandokan, Yañez y compañía y la verdad es un buen final. NO apoteótico pero decente.

Un grosso, Salgari.

La caída de un imperio (La caduta di un impero, 1911)

La caída de un imperio (La caduta di un impero, 1911)

Autor: Emilio Salgari

Serie: Los piratas de la Malasia n° 10

Edita: Gahe, 1972

 

La traición rodea a Yañez y Surama. Sus guardias se han cambiado de chaqueta y apoyan al ex raja Sindhia. Una insurrección de parias y gente de mal vivir está atacando y arrasando sus ciudades. La única solución de Yañez es esconderse en el gigantesco sistema de drenaje de su capital con sus fieles mientras Kammamuri sale en una arriesgada escapada para conseguir que Sandokán y sus Tigres de Mompracem lleguen a ayudarlos…

La penúltima novela del ciclo de Sandokán levanta en calidad sobre la anterior. Básicamente porque pasan cosas. Hay encerronas, huidas desesperadas, la sensación que todoso están en contra de Yañez y , por sobre todo, un papel protagónico en buena parte de la historia de kammamuri, que pasa de secundario recurrente a protaognista de buena parte de la historia. La secuencia donde corre a a toda velocidad en un tren mientras la jungla a su alrededor es achicharrada por sus enemigos es de lo mejor que escribió Salgari (lo que no es poco decir).

Como toda segunda parte de una trilogía , la historia termina en un continuará angustiante… ¿Llegará a tiempo Sandokan? ¿Sindhia logrará capturar a Yañez en las cloacas de su ciudad? ¿o el incendio de ésta se extenderá por debajo? ¿Y que pasará con Surama y el pequeño príncipe Soares? En fin, lo voy a saber con el próximo libro, final de la saga de los piratas de la malasia, algo que llevo esperando hacer desde mas de 30 años. Paciencia que estamos ahí nomás…

 

El falso Bracmán (Il bramino dell’Assam, 1911)

El falso Bracmán (Il bramino dell’Assam, 1911)

Autor: Emilio Salgari.

Colección: Los piratas de la Malasia nro. 9

Edita: Gahe, 1970

 

El reino de Assam, gobernado por Surama y su esposo Yañez de Gomera, está siendo amenazado por la sedición. Varios ministros han caído envenenados y nadie sabe quién es el responsable. Yañez decide seguir una pista que lo lleva al submundo del os mendigos de las cloacas y su líder, un falso brahmán que parece predicar la rebelión. Y, si bien lo capturarán e intentarán hacer hablar a toda costa, nada impide que el palacio estalle en llamas y la reina Surama y su hijo estén en peligro…

La palabra para definir esta novela es “agotamiento”. Está clarísimo que el ciclo del os piratas de Mompracem ya lo tenían cansado a Salgari, que se mantenía escribiéndolos porque era lo que sus editores le exigían. Y se nota claramente que está completando cuartillas para rellenar. Sino no se puede explicar los largos y tediosos capítulos dedicados a las torturas que Yañez y (sobre todo) Kammamuri (el personaje más frecuente de la novela y que, realmente, es tenebroso en su obsesión con torturar… ¿este libro lo leerían en la Escuela de las Américas en las clases de lenguaje?) le aplican al falso brahmán para que éste confiese. O en todo el largo capítulo dedicado a la expedición bajo las cloacas. Realmente pasa muy poco y realmente con cero emoción. Y Sandokán no aparece ni por asomo.

Claramente la saga pierde encanto. Quedan dos más y terminamos.

 

La reconquista de Mompracem

La reconquista de Mompracem

Título original: La riconquista del Mompracem (1908)

Autor. Emilio Salgari

Serie: Los piratas de la Malasia nº 8

Colección: Lo mejor de Emilio Salgari nº 19

Edita: Nauta, 1972

 

Finalmente, tras años de exilio, Sandokan y los viejos Tigres de la Malasia se disponen a recuperar SU isla, Mompracem, de las manos del sultán de Varauni, que la recibiera después de que la alianza entre varias potencias coloniales corrieran a los piratas , allá por el libro Sandokán.

El problema es que, sencillamente, el plan no se sostiene de ninguna manera. Todo depende que Yañez se haga pasar DE NUEVO por OTRO DIPLOMATICO BRITANICO mientras mina secretamente las bases del gobernante de turno mientras le profesa frases de la mayor amistad y se mantiene con un aplomo y sangre fría impecable ante cualquier acusación en su contra. DE NUEVO.

No sé ustedes, pero si yo fuera sultán en esa zona del mundo dentro del universo salgariano, no dejaría acercar a ningún embajador o cónsul británico a menos que lo rodee con veinte guardias ne marca personal. Porque es casi seguro que será Yañez de Gomera.

En este caso, amén de repetitivo, que el secreto se mantenga es casi implausible. Tras secuestrar el barco donde iba el cónsul británico, los marineros LLEGAN A LA CIUDAD DEL SULTAN mientras Yañez mantiene la farsa y queda clarísimo que, cuando menos, el “cónsul” anda en algo muy turbio. Que no lo detengan en dos segundos es directamente o sinónimo que le sultán es un oligofrénico o que Salgari quiere que las cosas se resuelvan  porque... bueno porque son los buenos.

Y Sandokan vuelve a ser el convidado de piedra de su historia, apareciendo al final casi como para justificar el nombre. Se nota que, a esa altura, Salgari seguía exprimiendo la vaca de su personaje exitoso, pese a que realmente ya no le interesaba mucho.

Eso sí, la escena final, tras recuperar la isla, con los dos amigos ex piratas ya veteranos recordando su pasado es memorable. Si la serie terminaba en esa escena, yo me daba por satisfecho.

Y el personaje de Lucy van Harter, la pasajera holandesa que ayuda a Yañez en la historia, es maravilloso y merecía que tuviera más espacio que el que consigue en ese libro.

O sea, en síntesis, vale la pena por ver a Mompracem recuperada. Pero definitivamente es el peor libro de la serie de Sandokán que me ha tocado leer hasta ahora.

El desquite de Sandokan

El desquite de Sandokan

Título original: Sandokan alla riscossa (1907)

Autor: Emilio Salgari

Colección: Lo mejor de Emilio Salgari nº 7

Edita: Nauta, 1972

 

Tardé 30 años en leer este libro, continuación de La conquista de un imperio, con lo que les puedo asegurar, lo disfruté como un loco. Así que tengan esto en mente a la hora de leer esta reseña: ya estoy a favor de la novela, no importa lo mala que pueda ser.

Al final de la novela anterior, nos encontrábamos con Sandokan prometiendo volver al sultanato de Kini Ballu, lugar donde su familia había reinado hasta que un golpe palaciego había derrocado y exterminado a todos, excepto al futuro Tigre de la Malasia. Esta novela comienza con el arribo de la expedición del Tigre y sus amigos, listos para marchar entre la jungla y arrojar a los usurpadores. Peor hay un factor que cambia el juego: Teotokris, el griego que había sido la principal oposición para que Yañez y Surama consiguieran el trono de Assam, escapa de la captura en que se hallaba a manos de los Tigres y consigue revelarle el peligro al sultán. Por eso, la sorpresa falla y nuestros héroes deberán enfrentar una complicadísima marcha por la selva, asediados por los dayakos leales al sultán antes de poder conquistar Kini Ballu.

Si bien la novela es básicamente una larga marcha por la selva, esa novela recuperau n poco algo que se venía perdiendo en las novelas antihéroes, a saber el protagonismo de Sandokan, reducido a figurón que aparece en el último momento, mientras que la parte del león de la historia la llevaba Yañez. Aquí Sandokan es uno más del grupo que arriesga en todo momento su vida para triunfar finalmente. Y eso es bueno porque conseguimos una variedad de personalidades (también pesan mucho Termal Naik y Kammamuri en la historia) que emparejan al flemático portugués. Y Salgari se entusiasma con la camaradería entre ellos, todos piratas veteranos (incluso reflejando con nostalgia el paso de la edad para todos ellos), convirtiendo la novela en una historia casi colectiva.

Otra cosa deliciosa es descubrir mas detalles del pasado de Sandokan, ya que aquí explica mas profusamente cómo llegó un príncipe indio a ser un pirata. El pasado difuso, apenas nombrado en novelas anteriores, se convierte en datos tangibles. Y ayuda a darle personalidad al Tigre.

Y personalmente Teotokris es el villano más redondo de toda la saga, más incluso que Sudoyhana. Porque el griego es astuto, con redaños y se le nota la cintura política. Es una lástima que esta sea su última novela, donde se lo sacan de encima demasiado rapidamente. De hecho si esta novela tiene una crítica es justamente la velocidad para resolverla. Tras una construcción larguísima, el conflicto final se resuelve en unas pocas páginas, como si Salgari se hubiera quedado sin páginas para contarlo, lo que convierte el final en anticlimático.

Más allá de eso diría que esta es una del as novelas más interesantes y donde Salgari está poniendo entusiasmo. Valió la pena esperar tres décadas para leerla.

La conquista de un imperio (Alla conquista di un imperio, 1907)

La conquista de un imperio (Alla conquista di un imperio, 1907)

Autor: Emilio Salgari

Colección: Robin Hood

Edita: Acme, Bueno Aires, 1973

 

Yañez y Sandokan se presentan en el reino hindú de Assam , para conquistar la corona para Surama,, la querida de Yañez, quien fuera vendida de joven por el actual rajah a los thugs. El Plan que arman lleva a conseguir que ella sea reina y Yañez su consorte. Peor para eso deben enfrentar no solo al rajah sino a su consejero, un turbio aventurero griego llamado Teotokris…

La verdad sea dicha , esta novela no aporta mucho a la saga de Sandokan ya que es tangencial a su serie, sirviendo más para darle lugar a que el amigo del alma de l Tigre consiga un espacio propio de poder. Una vez dicho eso digamos que la intriga es entretenida y es interesante ver a Sandokan comportarse como algo más que un hombre fiero y valiente, usando la astucia y el soborno con gran habilidad para conseguir sus objetivos. Y Teotokris aparece como un rival interesante pero que termina siendo malgastado. La sensación es que Salgari aquí escribe por oficio y las cosas salen bien solo porque los personajes están a esta altura tan armados que es difícil que el novelista pueda hacer lago mal con ellos…

Y una cosa que siempre me complicó con este libro –y a lo mejor por eso le tengo todavía mala espina- es que , al final , Sandokan prometía volver a reconquistar Mompracem… pero NUNCA  pude encontrar por años ninguna de las continuaciones. Aparentemente Acme dejó de seguir traduciendo las historias de Sandokan y las cinco novelas restantes parecían imposibles de hallar en cualquier formato en castellano. Frustrante. De hecho cuando empecé con este especial salgariano, pensé que esta sería la última novela de Sandokan que podría reseñar. Por suerte, hallé en estos meses un tomo más. Me quedan cuatro , pero algo es algo…

El Rey del Mar (Il Re del Mare, 1906)

El Rey del Mar (Il Re del Mare, 1906)

Autor: Emilio Salgari

Colección: Robin Hood

Edita: Acme, Buenos Aires, 1972

 

Estel ibro es definitivamente uno de los mas arriesgados estructuralmente que escribe Salgari en su carrera, en le que va a hacer cosas que definitivamente un autor de menos éxito que él no podrían llevar a delante sin encontrar una oposición cerrada de sus editores. Que además lo haga con la saga de su personaje más famoso demuestra que el autor italiano no tenía a esas alturas miedo a fracasar. Pero, reconociendo que la saga de Sandokan se estaba convirtiendo en predecible, con e Tigre de la malasia venciendo de manera relativamente sencilla a sus oponentes, decidirá dar vuelta todo el universo de Sandokan en este libro. Y vayas si lo logra.

Para empezar, Sandokan no aparece hasta la mitad del libro. Quién llevará el protagonismo aquí sera Yañez, quien demuestra ser un personaje más que capaz de llevar por si mismo el peso del relato sin que se sufra en lo más mínimo. Han pasado once años de la derrota de los Thugs relatada en Los Dos Tigres y Tremal- Naik se ha convertido en un próspero comerciante con varias factorías en Borneo mientras que los Tigres de la Malasia han abandonado la piratería. Pero los dayaks de los alrededores se han sublevado, excitados por un peregrino musulmán que los ha exhortado a destruir a Tremal-Naik y a su hija, la adolescente Darma. Además, los ingleses y el nuevo rajah de Sarawak –sobrino de James Brooke- están amenazando con destruir a Mompracem. Así que Yañez se dirige a ayudar a tremal Naik, atrapado en una factoría. Y por una vez, los piratas de Mompracem serán los perseguidos por fuerzas superiores en número de las que se lograrán desembarazar con astucia y valor.

Pero la cosan o acabará ahí: al reencontrarse con Sandokan hallarán que los ingleses han destruido Mompracem y los escasos sobrevivientes, siguiendo al Tigre, se saben perseguidos por la escuadra británica. Pero las suerte les hace un favor: consiguen comprar a El Rey del mar, una poderosa nave de vapor construída en astilleros norteamericanos. Con ella, se convierten en un rival poderoso para los ingleses en la zona y deciden declarar la guerra a sus enemigos, que descubren estar siendo manipulados por el hijo de Sudhoyana, el fallecido lider de los thugs.  En medio de sus correrías salvarán a un valeroso oficial inglés, lord Moreland, que se enamora (y es correspondido) de Darma, la hija de Tremal-Naik y se halla desgarrado entre su honor como oficial y el amor de la joven. Y por algo más, que se revela al final del ano vela cuando… No, no cuento más.

El libro es trepidante. Uno no puede dejar de pasar las páginas absorbido pro las batallas huidas escapes y vueltas de los personajes. Salgari con esto le da la vuelta a la historia de Sandokan y comienza a preparar el escenario paral o que será el último (y largo) tramo final de la serie…

 

 

 

Los dos Tigres (Le due Tigri, 1904)

Los dos Tigres (Le due Tigri, 1904)

Autor: Emilio Salgari

Colección: Robin Hood

Edita. Acme, Buenos Aires, 1954

 

Es 1857. la India está convulsionada con la rebelión de los cipayos que puso en jaque al gobierno británico en ese territorio. En medio de la conmoción, Sandokan, Yañez y los Tigres de la Malasia llegan para ayudar a Tremal-Naik a quién la secta de los Thugs –que se la tenían jurada desde los acontecimientos de Los Misterios de la Jungla Negra- le ha secuestrado a su hijita Darma. Junto a él, los Tigres se internarán en el delta pantanoso del Ganges, listos para acabar con la terrible secta de los estranguladores, rescatar a la niña y eliminar a su jefe, Sudoyhana. Y claro, no es fácil, porque los thugs tienen un verdadero ejercito de espías por la zona, listos a hacerlo imposible para eliminarlos. Y como bono, Yañez conocerá a la que será el amor de su vida: la bayadera Surama.

A esta altura Salgari ya conoce perfectamente a los personajes y comienza a convertir a la serie en una obra más coral dotando de más margen de acción a los secundarios (especialmente Yañez que se convierte poco a poco en el verdadero co protagonista de la saga). Sandokan es una fuerza aglutinadora capaz de todo que permanece muchas veces en segundo plano hasta el momento decisivo. Y tenemos que reconocer que las peleas, trampas y situaciones comprometidas se suceden a toda velocidad e ingeniosamente. O sea como una buena novela de aventuras debería ser.

Y los acontecimientos de la rebelión hindú de esos años se describen con bastante realismo y con una leve preferencia por el bando indígena (si bien reconoce sus fallas y momentos criminales también) lo cual es un excelente antídoto a tanta literatura pro imperial que nos dieron tipos como Kipling.

Por cierto hay una discrepancia cronológica entre esta novela y la anterior. De acuerdo a las fechas que estipula Salgari en ambas historias, solo hay un año de diferencia entre ambas historias. Pero en otros momentos queda claor que han pasado seis años entre los sucesos de ambas. Si son del os lecturas que se preocupan por esos detalles, está claro que la fecha errada es la de la novela anterior porque esta está plantada firmemente en un hecho real para poder moverla cronológicamente. Y si no les importa, mejor asi. Que las fechas son importantes para los historiadores y no para los narradores…

Sandokan (I pirati della Malesia, 1896)

Sandokan (I pirati della Malesia, 1896)

Autor: Emilio Salgari

Colección. Robin Hood

Edita: Acme, Buenos Aires, 1957

 

Seis años después del final de Los Tigres de la Malasia, Sandokán ha vuelto a Mompracem, sin Mariana –quien murió de cólera- retomando su papel como el pirata más conocido de Borneo. Pero un abordaje lo lleva a cruzarse con la prima de su difunta esposa y su sirviente Kammamuri, quienes viajan rumbo a Sarawak para rescatar la prometido de ella, Tremal-Naik, el valiente cazador de tigres -y protagonista de otra novela de Salgari, Los Misterios de la Jungla negra (I Misteri Della Jungla nera, 1895)- que está acusado por los británicos de ser miembro de la secta de los estranguladores de la India. O thugs para los amigos. Encerrado en la fortaleza de Sarawak ciudad gobernada por el rajah blanco James Brooke, tambien conocido como “el exterminador de piratas”, su rescate se convierte en le motivo para que Sandokan enfrente a Brooke demostrando todo su valor, astucia y arrojo. Pero además el destino arroja frente a él a su implacable enemigo, lord James Guillonik, tío de Mariana empeñado en vengarse del secuestro de su sobrina años atrás…

Escrita doce años después de la primera novela de la serie –pero publicada primero como libro ya que la historia anterior solo había salido originalmente como folletín en un diario-, esta novela es la que a mi parecer, es la que consolida y confirma a Sandokan como el personaje por antonomasia de Salgari. Evitando el romance de la primera parte y sus momentos de melodrama un poco cursi, esta vez la acción es más ajustada y los personajes mucho mejor delineados. Yañez de Gomera ya exhibe claramente su flema e ironía burlona característica, Sandokan ha temperado su osadía y personajes secundarios recurrentes como Sambigliong –que tiene un papel destacado en la resolución de la historia- y Kammamuri – que demuestra un arrojo igual al del propio Sandokan- aparecen en esta historia.

Además es de destacar la investigación histórica que Salgari pone. James Brooke no solo existió realmente y fue rajah blanco del sultanato de Sarawak, sino que incluso el autor italiano describe correctamente a su navío principal y reconoce que el poder sel o dio el sultán Mudah hassim. Obviamente lo unico que es ficción es su enfrentamiento con Sandokan (y su desenlace), pero para eso está la ficción…

Por supuesto hay cosasque chirrían: la curación de la locura de Ada Gullonik –que empieza con un par de jugadores menos en la cancha la historia – con la terapia de shock planeada por Sandokan suena demasiado veloz hoy día. Y la reconciliación entre lord James y Sandokan es directamente forzada. Pero en general esta novela conserva su frescura hoy día. Si hay que empezar con una novela de Salgari, esta es la que hay que leer.

 

 

Los Tigres de la Malasia (Le tigri della Malesia, 1883/1884)

Los Tigres de la Malasia (Le tigri della Malesia, 1883/1884)

Autor: Emilio Salgari

Colección: biblioteca Básica universal nº 156 y 157 (dos tomos)

Edita: Centro Editor de America Latina, Buenos Aires, 1981

 

Es 1849 en las islas de la costa de Borneo. Sandokán, "el Tigre de la Malasia", el pirata mas temido, admirado y/o respetado de los mares malayos oye hablar de una preciosa joven británica conocida como "La Perla de Labuan". Curioso por verla, embarca rumbo allí. Pero un ataque de un barco británico termina con su nave hundida y con él naufragando en las costas de la ciudad onde quería llegar. El destino lo lleva a recuperarse en casa del objeto de su búsqueda. Y verla y enamorarse a primera vista (y ser correspondido por la joven) es lo que ocurre aquí. Pero el amor se encuentra impedido por le tío de la joven un lord inglés que desea colgar al pirata cuanod descubre la verdad. Sandokan hará lo imposible para llevársela, todo esto mientras además poderosas fuerzas se preparan para dar el golpe final al poderío marítimo de los piratas de Mompracem…

La primera historia del ciclo de novelas del personaje más famoso creado por Salgari – nos referimos a Sandokán, despistados míos- fue además su primer gran éxito como escritor, cuando fue serializada entre 1883 y 1884 en el diario “La Nuova Arena”. Lo curioso es que pasarían mas de quince años para que la historia fuera recopilada como libro, cosa que ocurriría en 1900 cuando apareció con el título de “Le Tigri di Mompracem”. Por esto es que hay confusiones en las fechas en varios sitios (y libros de referencia) sobre la publicación de la historia. Dejemos aclarada entonces la confusión.

Y que sea una de las primeras novelas de Salgari se nota. Hay momentos donde le melodrama suena muy forzado y mucho más cercano a un estilo más ampuloso del habitual en otras historias de Salgari. Y hay momentos que son inexplicables ¿Por qué ir a ver a la Perla de Labuan a partir de meras oídas? ¿No había una motivación más creíble? También apenas se esboza la personalidad irónica de Yañez de Gomera, el más fiel amigo del Tigre de la Malasia, que irá adquiriendo espacio propio en las próximas novelas.

Pero a cambio de esos puntos negativos, Salgari construye a un protagonista fascinante que desde las primeras páginas se come cuanto espacio aparece. Sandokan es impulsivo valiente, apasionado, justo y compasivo cuando lo amerita, atrapado entre su amor por la muchacha del os cabellos de oro y su sed de venganza contra quienes lo destronaron y lo convirtieron en el Tigre de la Malasia. El personaje aparece construido solidamente desde el comienzo y uno no puede evitar estar a su favor siempre. Sumémosle momentos de acción trepidante y tenemos un libro que  si bien no es el mejor dela serie de Sandokan, es de lo mejor que escribió Salgari en su carrera. No por nada es el personaje que lo identifica más rápidamente a nivel popular.

Recomendación especial la traducción de la novela de esta edición, muy buena y que facilita su lectura.

Tal vez no sea la mejor del ciclo del os piratas de la Malasia, pero como inicio no se puede ser más prometedor…

El rey de la pradera (Il Re Della Prateria, 1896)

El rey de la pradera (Il Re Della Prateria, 1896)

Autor: Emilio Salgari

Colección: Narraciones Recreativas nº 49

Edita: Difusión, Buenos Aires 1954

 

En 1842, un misterioso aventurero francés recibe el encargo de secuestrar aun joven marques del reino de Brasil y llevarlo hasta América del Norte. Cosa que logra pero, tras dejarlo en manos de quienes lo llevarán a presencia de quién ordenó secuestrarlo, termina herido de muerte en el barco secuestrador, que se hunde luego de un combate ocn las autoridades marítimas. Con sus últimas fuerzas, tira una lata de conservas herméticamente sellada.

Diez años después, el mar devuelve la lata y se descubre el paradero donde fue secuestrado el marques: entre el territorio apache de lo que entonces era todavía el Salvaje Oeste norteamericano. El tío del marqués iniciará una epedición entre ese peligroso terreno para averiguar qué pasó con él. En la ruta ocurren mil peligros hasta que… no, no cuento más.

¿Se acuerdan de la película “Del Crepusculo al atardecer” (From Dusk to Dawn), esa dónde a mitad del largometraje alguien se había traído un guión diferente y la película viraba hacia un lado completamente inesperado? Bueno, Salgari lo hace acá un siglo antes. Literalmente parecen dos historias completamente diferentes unidas por detalles minimos como si Salgari

a) tuviera dos historias muy divergentes media terminadas y decidiera hilarlas para asi tener un libro nuevo que despachar o

b) Se cansó del o que venía contando y tiró todo al joraca sin volver para atrás.

De las pospartes que forman el libro, la primera me resultó más interesante sospecho porque los personajes protagonistas (el aventurero francés el capitán de buque negrero convertido en secuestrador, su subalterno, el resto de la tripulación) resultan más interesantes. Es que evidentemente son gente de dudosa catadura moral –siendo suaves- pero también mostrando algunas características que los van de a poco redimiendo y haciéndolos más simpáticos al os ojos de los lectores. Su final deja con un regusto en la boca como si esperáramos que lograran salvarse para ver que podían seguir haciendo.

La segunda parte del libro es mucho más aburrida  siendo el típico viaje por terreno salvaje que Salgari hace varias veces y que importa más por la riqueza descriptiva que por el conflicto dramático que aparece. Además si hay un final apresurado en todas las novelas de Salgari  que leí, es éste. El autor parece darse cuenta diez páginas antes que se le acaba el libro y tiene que cerrarlo atropelladamente antes que se acaben las hojas incluyendo la explicación del secuestro, que costaría creer si se edlica largamente directamente es risible si uno la lee.

Definitivamente no uno de los mejores libros de Salgari. Si se hubiera mantenido vigilando a esos piratas y secuestradores para contar sus historias el libro sería bien interesante. Desgraciadamente es solo la mitad de bueno en ese sentido.

El estrecho de Torres

El estrecho de Torres

Segunda parte de Los Solitarios del Oceano (1904)

Autor: Emilio Salgari

Colección: Biblioteca Calleja de Novela Popular

Edita: Saturnino Calleja, Madrid , s/f

Nos habíamos quedado con los cuatro sobrevivientes del barco de transporte de chinos en una isla del Pacífico listos para enfrentarse ocn los piratas que querían conseguir su barco. Al final, la solución será una frágil alianza entre ellos y los piratas, que desean volver a su guarida en el estrecho de Torres y los necesitan para manejar el barco evitando a los caníbales de la zona, que tampoco les inspiran confianza.

Fruto de esa alianza inestable el viaje hacia la libertad comienza. Un viaje complejo y lleno de situaciones inesperadas… y la verdad un poco lanzadas como golpe de efecto más que con un desarrollo creíble de la historia. Pero Salgari mantiene el ritmo en todo momento y uno se engancha con los personajes. Un poco como las películas de Indiana Jones donde si nos paramos a pensar que pasa en la historia la lógica desbarata todo. Pero metidos en el ajo, uno no puede dejar de divertirse. Y el cuidado en la verosimilitud de lugares, naturalieza y situaciones que pone  Salgari ayuda infinitamente a crear el efecto de verosimil.

No creo decir nada inesperado si les digo que todo temirna bien para los protagonistas…

En fin aventura pura y dura en una novela bien difícil de hallar de Salgari.

 

Y digamos algo de las tapas de Calleja: muy finas, elegantes y con una estilización exquisita.

 

 

Los solitarios del oceano (I solitari Dell`oceano, 1904)

Los solitarios del oceano (I solitari Dell`oceano, 1904)

Autor: Emilio Salgari

Colección: Biblioteca Calleja de Novela Popular

Edita: Saturnino Calleja, Madrid, s/f

 

Salgari comienza esta novela metiéndose con un tema hoy por hoy bastanteo olvidado: el tráfico de chinos como mano de obra barata al Perú y Centroamérica, en lo que era básicamente un comercio de esclavos disfrazado. Cuanod ocurre una rebelión en el navío de los transportados solo terminan quedando cuatro personas en el buque vivas. Por un lado hay el representante del gobierno peruano y su hermano, que hicieron lo posible para que los chinos fueran mejor tratados frente al salvaje capitán y su tripulación después un marinero argentino, el único que desobedeció al capitán y finalmente le lider de la revuelta, el único que no bebe aguardiente envenenado. Los cuatro terminan varando en las islas Tonga enfrentándose a nativos caníbales y piratas decididos a robarles el barco, amén de tifones y tiburones hambrientos.

Esta edición de Saturnino Calleja (que se me ocurre que es de alrededor de 1920) divide el libro en dos partes una costumbre bastante frecuente en las ediciones de Salgari. Por suerte tengo ambas. Mientras avanzo con la segunda debo decir que la primera es bastante entretenida. Veamos como termina…

La perla sangrienta (La perla sanguinosa, 1905)

La perla sangrienta (La perla sanguinosa, 1905)

Autor: Emilio Salgari

Colección: Robin Hood

Edita: Acme, Buenos Aires, 1961

 

En una colonia penal británica del océano Pacífico de fines del siglo XIX, tres convictos logran escapar. Uno de ellos, un pescador de perlas de Ceylán, tiene el objetivo de recuperar de las profundidades marinas la famosa "Perla Sangrienta", robada de un monasterio budista y hundida en las profundidades del mar, para así comprar la libertad de su prometida. Por supuesto detrás detrás de ellos hay un malévolo perseguidor, un soplón de la cárcel que (¡oh, casualidad!) también estaba enamorado de la misma niña y un guardián borrachín que está enfurecido por dejarlo mal cuando los presos se fugaron. Y todo eso sin contar los problemas naturales de viajar por un océano repleto de tormentas y tiburones y selvas pobladas de nativos listos para despacharlos y serpientes pitones.

Otra novela ni buena ni mala de Salgari. En lo positivo hay unos personajes ien entretenidos y que además no caen en el estereotipo de la superioridad racial tan típica de las historias de aventuras de esos años: hay un blanco, un mulato y un hindú, todos igual de competentes, valientes y compañeros con los demás. El realismo en la ambientación está logrado (como siempre pasa en cada novela de Salgari).

En cuanto a la acción, si uno solo deja correr las páginas, entretiene muy bien. El problema pasa cuando uno empieza a buscar las plausibilidades de la historia en si. O sea ¿en serio el villano quiere a la chica pero el heroe no lo sabe como hasta la mitad? ¿En serio quiere encontrar una perla -que por mas grande que sea no puede ser muy grand– sumergida a mas de setenta metros en el fondo del mar hace ya varios largos meses? Cosas como esas hacen implausible la historia y si uno se detiene en ellas la suspensión de credibilidad se puede ir al carajo.

Ahora, si nos olvidamos de estas cosas tenemos una novela entretenida, bien títpica del Salgari maduro, con unos personajes sorprendentemente poco racistas y acción a raudales. No te cambia la vida pero tampoco es algo que debe ser evitable a toda costa.

La Montaña de Luz (La Montagna di Luce, 1902)

La Montaña de Luz (La Montagna di Luce, 1902)

Autor: Emilio Salgari

Colección: Robin Hood nº101

Edita: Acme, Buenos Aires, 1978

 

India, 1843. Indri antiguo favorito del sultán de Baroda en la India está a punto de convertirse en un paria (recuerden que en el sistema de castas tradicional indio, un paria es considerado intocable y queda en la peor de las posiciones sociales) gracias a las intrigas de sus enemigos. Y solo podrá salvarse si consigue traer del reino de Pannah la “Montaña de luz”, un fabuloso diamante (que existe realmente) celosamente guardado por su dueño. Lo ayudará Toby Randall, un valiente cazador de tigres británico. Pero está además la oposición de la secta de envenenadores dacoitas contratados por los enemigos de Indri para detenerlo y que además quieren quedarse con el diamante para ellos mismos. Y bueno además hay un traidor entre el grupo que apoya a Indri y Randall…

Otra aventura entretenida ambientada en el continente indio de Salgari –que definitivamente tenía fascinación por ese lugar). No diría que particularmente bien construída y con un giro al final que hace que se me caiga un poco la credibilidad. Específicamente la manera cómo el rajá de Pannah les perdona el robo del diamante es bastante poco convincente (y no quiero adelantar mucho por si alguien lo lee, pero les aviso que eso pasa). Igual tiene sus momentos entretenidos y la lectura no es soporífera. Resumamos diciendo que sin ser uno de los clásicos de Salgari tampoco es un libro que les recomendaría evitarse leer si les gustan las historias de aventuras exóticas. En el balance leer el libro es más positivo que negativo. Recomendable pero no indispensable, no se si me explico…

Y la tapa de C.A. Novelle tampoco es de las mejores de la colección Robin Hood con los personajes en posiciones un poco rígidas para mi gusto. Pero eso ya es quejarse de más, me parece.

LAS PANTERAS DE ARGEL (la pantere d’Algeri, 1903)

LAS PANTERAS DE ARGEL  (la pantere d’Algeri, 1903)

Autor: Emilio Salgari

Colección: Robin Hood

Edita: Acme, Buenos Aires, 1960

 

Estamos en el mediterráneo renacentista, entre Italia y Argelia, zona de continuos enfrentamientos entre los corsarios musulmanes y sus rivales cristianos, liderados por los caballeros de la Orden de Malta. En ese terreno, donde las incursiones a los poblados costeros son cotidianas, el barón Carlos de Santelmo debe ir a rescatar a su prometida Ida de Santefiore, secuestrada por los piratas argelinos. Y que no capturada por casualidad: un esclavo de ella, Zuleik Ben-Abad, es el responsable del ataque al castillo de Santafiore y el secuestro de ida. Es que Zuleik no es un esclavo normal: hijo de una poderosa familia de Argel, si no escapó antes fue por el amor a Ida, a quien incluso defenderá de caer en las manos de los poderosos jefes piratas de Argel. A ese lugar, Carlos y su segundo, “el gordinflón, flojo y cobarde “Cabeza de Hierro” (“comic relief” si lo hay) y auxiliado por un grupo de corsarios que hacen trabajo de infiltración para rescatar esclavos cristianos, entrará en Argel para rescatar a su prometida.

Lo que sigue es una aventura trepìdante, que no para en ningún momento y donde a cada instante las cosas giran hacia un rumbo desconocido. Como las buenas historias de acción, las respuestas a las situaciones se dan gracias a que los personajes principales están bien construídos. El barón de Santelmo es atrevido, valiente, un poco demasiado arrojado y decidido a toda costa a recuperar a su prometida. Su rival, Zuleik es alguien a medida: su (real) amor por la cristiana le hace arriesgar todo –hasta su posición social- y su orgullo no le impide reconocer en el barón de Santelmo una dignidad de iguales. Su hermana Amina (que se encapricha con el barón pero termina ayudándolo) es igual de orgullosa, e inteligente, enfrentándose al os propios guardias del sultán en un momento. Incluso Ida es algo más que la simple damisela en peligro, demostrando por momentos el temple de alguien criada en una zona como esa donde la destrucción y la esclavitud eran cotidianas. Incluso los personajes secundarios están bien armados.

El resultado es una de las mejores novelas de Salgari y uno de los verdaderos clásicos de las novelas de aventuras. Si obviamos los momentos anti islámicos que aparecen seguido en la novela (que están, para qué negarlos. Insisto que hay que tomarlo en el contexto en que se escribió), esta novela es brillante. Si me preguntan, lectura imprescindible para cualquier lector de novelas de aventuras.

Y a destacar las ilustraciones de está edición hechas por el dibujante Carlos Clemen que son una maravilla. Viéndolas , quiero ver alguna de las historietas que hizo.

Los tigres del mar y otros cuentos (2002)

Los tigres del mar y otros cuentos (2002)

Autor: Emilio Salgari

Colección: Voces nº 20

Edita: Páginas de Espuma, Madrid, 2002

 

Raramente uno se encuentra con los cuentos de Emilio Salgari. Uno está habituado a encontrarlo en su faceta de novelista. Por eso resulta de agradecer esta antología de relatos que escribió entre 1900 y 1906 para la colección “Bibliotechina Aurea ilustrata”. Que no eran , por cierto firmados por Salgari sino con el seudónimos de “Capitano Guido Altieri” debido a que sus compromisos contractuales del momento le impedían trabajar por fuera. Y el seudónimo era la solución ideal para evitar este problema.

Los 18 relatos que aparecen aquí tienen que ver con el mar. Son historias de pescadores, marinos, naufragios y tormentas, todos escritos con un tono abiertamente realista y una implacable parsimonia de la prosa que bien podría haber firmado Jack London. Si me preguntan este es un gran ejemplo de el talento de Salgari para hacr historias ajustadas breves y perfectamente armadas.

Si bien el tono es uniformemente parejo – de muy bueno para arriba – hay que destacar varias historias excepcionales. A mi gusto, “El naufragio de la Hansa” (Il naufragio dell’Hansa) y su tenebroso asedio de las ratas a una familia, el humorístico "En la isla de los monos” (“Nell’isola delle scimmie”), el FABULOSO relato de pirateria en los mares de China “El corsario del Río Rojo” (“Il corsaro del Fiume rosso”), el inteligente relato de tráfico de esclavos “El negrero” (“Il negriero”) –del que no me asombraría que Salgari lo haya usado de base para su novela “Los aventureros del mar”) – y el asombroso y tenebroso comienzo de “El navío fantasma”(“il vascello fantasma”) están entre lo más destacado de este libro.

Eso sí, aclaro una cosa: si tienen escrúpulos ideológicos en términos ecológicos eviten estos relatos. Hay cuentos donde la caza de animales marinos como ballenas o morsas a niveles de exterminios son glorificadas sin problemas. Es una muestra de la forma de ver esas situaciones en ese período del siglo. Si las ven con los ojos de hoy, hay cosas bien terribles. Si ese tipo de cosas les ofende, bueno no lo lean. Conste que les avisé.

Y los estudios que empiezan y terminan la antología también son muy buenos para entender un poco a este autor mucho más leído que analizado. Se agradece la dedicación de Páginas de Espuma en publicar un libro así. Y ojalá hicieran lo mismo con las demás obras de Salgari: uno amaría una buena edición de Obras Completas bien traducida y con estudios cuidados. Y no tener que andar tratando de dar la mayor cantidad de info rastreando cosas desde este humilde blog…

En las llanuras de Argelia (Sull’ Atlante, 1907)

En las llanuras de Argelia (Sull’ Atlante, 1907)

Autor: Emilio Salgari

Colección: Robin Hood

Edita. Acme, Buenos Aires, 1960

 

A estas alturas me queda claro una cosa: Salgari es un maestro en la aventura melodramática. Pónganlo a hacer una exploración con avances tecnológicos de avanzada y te manda a dormir más rápido que la versión extendida de “La Amenaza Fantasma”. Ahora si el centro de la historia es el rescate y huída de y con un ser amado y la prosa salgariana logra cotas maravillosas de interés, aventura y tensión dramática. A diferencia de Verne – para quien el romance en sus novelas o no existe o suena absurdo-, los héroes y heroínas de Salgari hacen lo imposible por el ser amado. Y, si ese núcleo central está rodeado por un ambiente histórico convincente, tenemos al Salgari que uno no puede parar de leer.

Tomemos por ejemplo esta novela ambientada en el universo de la Legión extranjera en el Sahara norafricano de de fines del siglo XIX. El protgonista de la novela es Miguel Cernazé, noble húngaro a quien las deudas de juego han convertido en legionario a quien su valor peleando en México le ha ganado una condecoración, a quién su insubordinación ante la injusticia lo lleva a un batallón de castigo en enmedio del desierto y a quién la rivalidad con su superior por el amor de la bella Afza -hija del sheik Hassi-el-Biac- lo llevará a casarse y decidir fugarse con ella desertando de la Legión. Acompañándolo en la fuga está Enrique , un antiguo estudiante de derecho de la Toscana, dueño de una lengua sarcástica también harto del trato a los legionarios. Ellos y Afza escaparán de la persecución incansable a lso que los sujetará su vengativo superior esperando llegar a la cadena montañosa de Atlas y desde allí a los puertos mediterráneos para ganar su libertad.

Y  si bien el libro es básicamente una carrera entre perseguidos y perseguidores Salgari la dota de una tensión constante, sobre todo porque los personajes son más complejos que lo normal en Salgari Tenemos un cabo que ayuda a los evadidos sin desertar, por razones humanitarias, a un esbirro brutal que termina suicidándose arrepentido por lo que se ha convertido como persona, una heroína tan capaz de defenderse a sí misma como su amado y hasta un villano con cierta justificación para hacer lo que hace.

Y desde ya Salgari cuida en lo más posible el detalle realista del a situación, cosa que aquí ayuda a darle credibilidad a la acción.

Por cierto es interesante que ambos protagonistas temrinen en la legión por deudas de juego y temrinar quebrados. Teniendo en cuental os problemas económicos de Salgari por esos años (problemas que contribuirían a su suicidio 4 años despues de publicado el libro), da para pensar si el tema ya no era una obsesión para él y lafuga a la legión para empezar otra vida una expresión fantástica de sus deseos. Pero, bueno, es solo una especulación sin mucho fundamento de mi parte...

En las llanuras… es de las novelas que hace que uno se vuelva salgariano. Si la encuentran , léanla.

El tren volador (Il treno volante, 1901)

El tren volador (Il treno volante, 1901)

Tambien conocido como: La Montaña de oro (La montagna d`oro)

Autor: Emilio Salgari

Colección: Robin Hood

Edita: Acme, Buenos Aires, 1962

 

En 1900, un griego y un alemán llegan al puerto de Zanzibar. Vienen a buscar a un inglés que se sabe perdido en el interior del África, en la zona donde estaría la mítica Montaña de Oro. Y, en vez de montar una expedición por tierra, tienen listo un dirigible para poder llegar más rápido y velozmente alli. Y eso es lo que hacen , corriendo una carrera contra el tiempo contra un poderoso comerciante árabe de la zona que también desea quedarse con lso tesoros de esa montaña.

Y, la verdad eso es todo… La novela se lee como un viaje del National Geographic por África desde el aire y con el mismo nivel de dramatismo. Si bien hay contratiempos producto o de la naturaleza o de los intentos del rival de detenerlos nunca parecen muy peligrosos: generalmente basta que los tipos se suban al zeppelin y asunto resuelto.

Sospecho que la novedad de poner un zeppelin en Africa podría haber sido interesante cuando se publicó por primera vez pero leído mas de cien años después el libro no se mantiene bien en el tiempo.

¡Que le vamos a hacer! Esperemos algún Salgari más interesante la próxima vez…

La primera edicion de 20000 Leguas...de Verne, made in Spain

La primera edicion de 20000 Leguas...de Verne, made in Spain

Gracias un comentario en el posteo anteiror me acabo de enterar que la primera edición de "20.000 leguas de viaje submarino" de Julio Verne no se publicó en Francia , sino en España, en castellano. Es más, se publicó ¡antes de que terminara de serializarse en los diarios!

Para que sepan más de esto, sigan este link. La informacion es increible.